Cuidado con las sustancias!!! / careful with substances!!!!!

by

Hola mis queridos lectores. Como siempre agradezco el favor de su atención. Tener una buena imagen, en ocasiones, se convierte en una buena carta de presentación. Claro, la belleza interna siempre será la más importante. Hoy quiero orientarles un poco sobre lo necesario que es saber buscar la belleza externa. No hay que sacrificarlo todo por obtenerla.
He recibido en las últimas semanas varias pacientes que me consultan con la idea de aumentarse los glúteos. Algunas me han confesado que para lograrlo han usando sustancias que, en salones, spas o estéticas les han recomendado. Ojo con eso. Hay sustancias de las que a veces no se sabe su procedencia o composición. No están aprobadas por ninguna institución con facultad para ello.
Entre los riesgos a que se exponen las pacientes que usan este tipo de sustancias, podemos citar una reacción inflamatoria local o sistémica porque es identificada como cuerpo extraño; puede migrar del lugar donde se coloca y producir problemas a distancia, puede producir deformidades, pues no se hace con las medidas de higiene, en un ambiente esterilizado y con los mayores cuidados, y en el peor de los casos, pueden causar hasta la muerte. A veces quien lo administra desconoce las posibles consecuencias y riesgos de su uso o no tiene la capacidad para resolver la situación que se presente.
El gran problema de estas sustancias es que no son cien por ciento recomendados, se sobreutilizan o no se les da el uso aceptado por la comunidad médica. Ahora, la película de terror es que no se están usando productos médicos, sino sustancias como aceite, silicón líquido, grasa animal, y otras locuras más. La alogenosis iatrogénica, como se llama la enfermedad, se produce en 358 personas de cada 1,000 (35%) de quienes les son aplicadas estas técnicas. Aparece luego de inyectarse cualquier sustancia libremente en un tejido para aumentarlo, como en senos, vulva, glúteos, pantorrillas “sin cirugía”. Los síntomas pueden aparecer desde horas hasta 25 años después. Van desde inflamación, piel deformada, edema, queloides, endurecimiento, necrosis, fístulas y ulceraciones que tardan meses o años en sanar. Además del gran dolor, fiebre, somnolencia, decaimiento, malestar general, gangrena de la piel y hasta la muerte.
No inventen tanto.
Article by
Dominican Republic Plastic Surgeon